Ministerio de Justicia

Ministerio de JusticiaMinisterio de Justicia

Menú principal

Oficinas de asistencia a las víctimas de delitos violentos y contra libertad sexual

Oficinas de asistencia a las víctimas de delitos violentos y contra la libertad sexual

Atención: La información de esta sección corresponde a las oficinas dependientes del Ministerio de Justicia, esto es, las correspondientes a las Comunidades Autónomas de Castilla León, Castilla La Mancha, Extremadura, Murcia, Baleares y Ceuta y Melilla.

¿Qué son las oficinas de asistencia a las víctimas?

Las Oficinas de Asistencia a las Víctimas de Delitos son un servicio público y gratuito implantado por el Ministerio de Justicia de acuerdo con la Ley 35/1995 de 11 de Diciembre, de ayudas y asistencia a las víctimas de delitos violentos y contra la libertad sexual (Boletín Oficial del Estado de 12 de Diciembre de 1995).

¿Quiénes pueden recibir sus servicios?

Las Oficinas de Asistencia a las Víctimas de Delitos están dedicadas a todo tipo de víctimas de delitos, pero, preferentemente, a las personas que han sido víctimas de delitos violentos con resultado de muerte, lesiones graves o daños contra la salud física o mental, así como, a las víctimas de los delitos contra la libertad sexual; ya sean víctimas directas o indirectas. De esta manera, las Oficinas pueden atender a la persona que ha sufrido el delito de forma directa o a sus familiares o personas que estuvieran a su cargo, cuando el delito les ha afectado de alguna forma.

Es de destacar que las Oficinas se dedican muy especialmente a la atención de la violencia, pero asisten a personas que han sufrido todo tipo de delitos (agresiones sexuales, robos violentes, homicidios, lesiones graves, delitos contra la seguridad vial, delitos transfronterizos, etc.)

¿Qué ofrecen las oficinas de asistencia a las víctimas?
  • Informar a las víctimas, directas o indirectas, sobre sus derechos y evitar la desprotección tras el delito.
  • Informar a las víctimas sobre las denuncias penales, lugar donde deben interponerlas, orientar sobre su contenido y forma, así como de su tramitación en el Juzgado.
  • Acompañamiento a las víctimas que lo soliciten a las diligencias judiciales.
  • Informar sobre las ayudas económicas que pudieran corresponderles como consecuencia del delito, así como de su tramitación ante el Ministerio de Economía y Hacienda.
  • Informar sobre los recursos sociales existentes.
  • Procurar el acceso a tratamientos médicos, psicológicos, sociales y jurídico-criminológicos a las personas que han sido víctimas de un delito o que por sus circunstancias se encuentran en una situación que puede considerarse de riesgo potencial.
  • Especial apoyo en los casos de violencia de género y/o doméstica en que se aplica la orden de protección.
  • Potenciar la coordinación entre las Instituciones implicadas (Judicatura, Fiscalía, Fuerzas de Seguridad del Estado, Comunidades Autónomas, Ayuntamientos, Asociaciones Públicas o Privadas, ONG, etc.).
  • Orientar a la víctima hacia los recursos sociales existentes y facilitarles el acceso a ellos.
  • La coordinación con los Colegios de Abogados de la ciudad en donde están ubicadas las Oficinas en virtud de Convenio suscrito por el Ministerio de Justicia y el Consejo General de la Abogacía, para dar a las víctimas de violencia doméstica, asistencia jurídica y recibir la información jurídica específica del caso.
Objetivos de las oficinas
  • La orientación juídica general de la víctima para evitar la victimización secundaria.
  • La orientación jurídica específica en el caso de las víctimas de violencia doméstica.
  • La asistencia  psicosocial de las víctimas.
Modelo de actuación
  • Las Oficinas tienen un modelo de actuación de cara a ejecutar el trabajo con las víctimas que se realiza a través de una red de coordinación con los Servicios de Asistencia de cada Comunidad, y se desarrolla tanto a nivel del área jurídica como a nivel del área psicológica, económica, social-asistencial y médica.
  • El modelo de actuación de las Oficinas se ejecuta a través de distintas fases. Las fases son las de acogida-orientación, información, intervención y seguimiento. Las fases suponen una orientación general de las víctimas, información jurídica específica a lo largo del proceso penal, apoyo en las intervenciones necesarias y seguimiento a lo largo del proceso penal y programas de intervención psicológica  principalmente para las víctimas de violencia de género (inmigrantes,  dependientes, etc.), y para aquellas víctimas de otros delitos, incluidos los de seguridad vial, que sufran trastornos postraumáticos tras el delito.
Oficinas de asistencia a las víctimas

Las Oficinas existen en todas las Comunidades Autónomas y en todas las provincias. Se están extendiendo a las poblaciones con mayor número de delitos