Ir a Contenido

Ministerio de Justicia

Ministerio de JusticiaMinisterio de JusticiaMinisterio de JusticiaMinisterio de Justicia

Menú principal

Última modificación: 18/08/2016

Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses

Servicios

Alertas

Los estudios epidemiológicos que realiza el Servicio de Información Toxicológica son objeto de análisis de cara a adoptar las medidas precisas para prevenir las intoxicaciones. La información que se obtiene a partir de las consultas que recibimos sirve para alertar a la población o a las autoridades competentes.

El Servicio de Información Toxicológica colabora con el Instituto Nacional de Consumo y el Ministerio de Sanidad en detectar y tomar medidas adecuadas. Así se ha colaborado en cambiar la clasificación de peligrosidad de algunas sustancias (fluorosilicatos), modificar el etiquetado de algunos medicamentos para evitar la confusión en cuanto a su vía de administración o incorporar cierres de seguridad en los envases de productos químicos.

Estramonio o Datura Stramonium

El abuso o mal uso de esta planta de manera intencional se realiza por sus pretendidos efectos eufóricos o alucinógenos. Casos de esta clase de exposición están descritos y se producen fundamentalmente entre adolescentes y adultos jóvenes, conduciendo a intoxicaciones. Otras especies de Datura como Datura suaveolens, Brugmansia spp. o floripondio y Datura Innoxia contienen las mismas toxinas y son usados por jóvenes con los mismos propósitos. Sus principios activos tóxicos o toxinas principales son los llamados alcaloides tropano-belladona entre los que destacan: atropina, hiosciamina y escopolamina (L-hioscina).

Todas las partes de la planta contienen estas toxinas y se han descrito casos en que se ha producido intoxicación anticolinérgica después de beber infusión de té hecho a partir de diferentes partes de la planta, ingestión de hojas y flores y fumar cigarrillo de estramonio. Las semillas y las hojas son las que contienen mayor concentración, sin embargo, existe una gran variedad de factores que afectan a las concentraciones de alcaloides incluyendo: las prácticas de cultivo, factores ambientales (temperatura, humedad), técnicas de almacenamiento, edad de la planta, parte de la planta y variaciones interespecie. Incluso, se han descrito intoxicaciones tras chupar néctar de sus flores, así como la miel hecha a partir de éstas puede ser tóxica.

A bajas dosis, estos alcaloides causan signos anticolinérgicos periféricos que incluyen disminución de la salivación y de la sudoración, pérdida de la acomodación, aumento de la frecuencia cardiaca y taquicardia sinusal. A medida que la dosis aumenta, aparece íleo, retención urinaria y elevación de la temperatura después del comienzo de los efectos sobre el sistema nervioso central (confusión, agitación). Altas dosis producen delirio, alucinaciones y coma.

Pero, se debe tener presente que el grado de toxicidad de esta planta no sólo depende de los factores que influyen sobre la concentración de sus toxinas, mencionados más arriba sino también de: la forma de preparación para su uso, parte de la planta, grado de maduración de la misma, zona geográfica, entre otros factores y por parte del consumidor: antecedentes personales –edad, peso, etc.-, antecedentes patológicos, cantidad o dosis de planta consumida, co-ingesta de otras sustancias (alcohol etílico, otras drogas de abuso), medicamentos, grado de masticación de las partes de la planta, cantidad y calidad del contenido gastrointestinal, así como de la cantidad de alcaloides absorbidos. Todos estos factores aumentan la toxicidad, pudiendo llegar a ser letal.

Travesías de tren antiguas

Las traviesas de tren antiguas están tratadas con creosota (mezcla compleja de hidrocarburos, especialmente naftaleno y derivados, bifenilo e hidrocarburos policíclicos (HAP)), como conservante de la madera, para evitar el ataque de los hongos y bacterias que afectan la madera expuesta al aire libre y la enterrada. La mayoría de sus componentes son bioacumulativos y, debido a que algunos no se degradan con facilidad, son considerados como nocivos para el medio ambiente, ya que pueden causar problemas de ecotoxicidad y contaminación.

Debemos aclarar que no es lo mismo la toxicidad de la creosota en contacto directo que la toxicidad de la madera antigua tratada con la misma, refiriéndonos por tanto a las mismas por separado.

Traviesas de tren

Por contacto de la piel con la madera tratada con creosota, solo se han descrito en niños, más frecuencia de irritaciones cutáneas.

La creosota es irritante de la piel y mucosas respiratoria y ocular. Se debe tener en cuenta que las soluciones concentradas son cáusticas. Las exposiciones intermitentes a sus vapores, especialmente a altas temperaturas, pueden llegar a ser peligrosas. La exposición prolongada puede originar un cuadro de salivación y vómitos. La creosota tiene poder carcinogénico, muy superior al que se le venía atribuyendo por lo que se puede desarrollar cáncer de piel en casos en los que el contacto sea prolongado a lo largo de la vida y a determinadas concentraciones del benzo (a) pireno (BAP), un HAP. Por lo que respecta a la exposición humana a través del medio ambiente, se dispone de escasos datos sobre la contaminación medioambiental por los HAP procedentes de la creosota.

Muchas de las maderas reutilizadas (traviesas, postes) fueron tratadas hace más de 20 años. Por lo que se requieren estudios de investigación adicionales para determinar la influencia que el transcurso del tiempo tiene sobre los productos utilizados en la impregnación (existencia o no de los mismos en las capas superficiales de la madera, exudación hacia el exterior, a partir del núcleo, etc.).

En el Anexo de la Directiva 2001/90/CE de la Comisión, de 26 de octubre de 2001 (Diario Oficial de las Comunidades Europeas de 27 de octubre de 2001), se hace referencia a la prohibición de comercialización de la madera tratada, no pudiendo utilizarse, aún cuando sea de segunda mano para el interior de edificios, la fabricación de juguetes y los muebles de jardín, los terrenos de juego, los parques, los jardines e instalaciones recreativas y de ocio al aire libre, en los que exista riesgo de contacto frecuente con la piel. Tampoco podrá utilizarse para la fabricación de contenedores para cultivo, envases que puedan entrar en contacto con materias primas, productos intermedios o productos acabados destinados al consumo humano o animal ni otros materiales que puedan contaminar los productos anteriormente mencionados.

Otra legislación al respecto es: Orden PRE/2666/2002, de 25 de octubre, que transpone el ordenamiento jurídico español la Directiva 2001/91/CE, que prohíbe el uso y comercialización de maderas tratadas con creosota y Directiva 94/60/CE que fija los límites de BAP.

Insecticidas agrícolas y fumigantes con fosfuros

La fosfina y los fosfuros se usan como insecticidas agrícolasfumigantes. Los fosfuros cuando entran en contacto con el agua son capaces de producir fosfina, sustancia muy tóxica, que produce intoxicaciones muy graves de difícil tratamiento. Las intoxicaciones más frecuentes son laborales, pero también se producen intoxicaciones en el medio doméstico por almacenar estas sustancias de manera inapropiada (contacto con la humedad ambiental), no solamente en los miembros de la casa donde las sustancias están almacenadas sino incluso en los de las casas contiguas.

Anís estrellado

El anís estrellado (Illicium verum) es un carminativo de uso muy frecuente en nuestro país. En el año 2001, en España, se produjeron intoxicaciones por anís estrellado con signos neurológicos importantes en niños lactantes. El SIT fue capaz de detectar los eventos centinela. En ese momento las autoridades retiraron las bolsas de anís estrellado que se estaban vendiendo hasta su correcta identificación. Se detectó que el anís estrellado estaba contaminado con Illicium anisatum o religiosum (planta tóxica) por confusión al recolectar la planta, retirándose del mercado todos los lotes contaminados. En ese mismo año se produjeron intoxicaciones en Francia y en Holanda por lotes provenientes de terceros países.

Anís estrellado

Por su posición especial los centros antitóxicos están entre los primeros que detectan efectos insospechados, lo que se denominan eventos centinela, como en el caso de los efectos adversos extrapiramidales del kava-kava.

Lavavajillas industriales

La adición de un colorante en los lavavajillas industriales evita las confusiones con agua que se producían después de que el producto se trasvasaba a envases de bebida.

Lavavajillas industrial

Bombillas de bajo consumo

Las bombillas de bajo consumo contienen mercurio metálico, también llamado elemental. El mercurio elemental se absorbe principalmente por vía inhalatoria en forma de vapor. Este vapor puede producir toxicidad ante tiempos prolongados de exposición a concentraciones muy altas, que no se alcanzan en el medio doméstico. El mercurio elemental se absorbe de manera insignificante desde el tracto digestivo normal, por lo que se considera no tóxico cuando se ingiere. Por contacto cutáneo se ha descrito algún caso de reacción de hipersensibilidad.

Bombillas

La volatilidad aumenta significativamente con el calor o la aerosolización, lo cual puede ocurrir por el efecto de la aspiradora.

Tras la rotura de una bombilla de bajo consumo, hay una liberación brusca de mercurio, disminuyendo la concentración en el aire rápidamente al condensarse y depositarse en el suelo; por ello, es necesario evitar la exposición al mercurio liberado por medio de la ventilación de la habitación y posteriormente limpiar adecuadamente el suelo de la habitación, recogiendo los restos de la bombilla y del mercurio depositado, siguiendo una serie de normas que se detallan a continuación.

Se debe evitar en caso de que haya niños pequeños, que gateen en dicha habitación durante las siguientes 24 horas después de la limpieza profunda de la misma.

No son de esperar efectos adversos para las personas, tras la exposición aguda al mercurio elemental o metálico provocada por la rotura de una bombilla de bajo consumo.

Se recomiendan las siguientes medidas de limpieza y eliminación del mercurio resultante de la rotura de bombillas de bajo consumo:

  • Abrir las ventanas y abandonar la habitación durante al menos 15 minutos.
  • Colocarse guantes de goma, y protección respiratoria y recoger cuidadosamente las piezas rotas y el polvo con toallas o papel húmedo para limpiar la zona.
  • No utilizar la aspiradora ni el cepillo o escoba, ya que la volatilidad del mercurio aumenta significativamente con el calor o la aerosolización.
  • Colocar todo el material recogido en bolsa de plástico, sellarla y llevarla al contenedor de punto limpio dispuesto por el ayuntamiento.

Después de los pasos descritos, si se pasa la aspiradora se debe extraer la bolsa de recogida de la aspiradora y se coloca ésta en dos bolsas de plástico, se sellan y se llevan al contenedor de punto limpio.

Estas mismas recomendaciones son válidas en caso de rotura de termómetros de mercurio tradicionales.