Tontxu Rodríguez: “La OJM abre una puerta a los servicios públicos en Formentera gracias a la tecnología y a la colaboración local”

01/12/2022
Imagen de detalle

El secretario de Estado de Justicia ha inaugurado en Formentera el primer proyecto piloto de Oficina de Justicia en un territorio insular, el segundo en todo el territorio nacional tras el llevado a cabo en la provincia de Albacete.​

Rodríguez ha destacado la “intensa colaboración" de autoridades judiciales locales, personal al servicio de la Administración de Justicia y el propio Ministerio para hacer realidad este proyecto, “especialmente necesario en localidades con más dificultades en las comunicaciones".

“Con estas Oficinas se posibilita una nueva organización de los medios al servicio de la Justicia de proximidad, y su plena adaptación a la realidad social y tecnológica", ha indicado el secretario de Estado.​


El secretario de Estado de Justicia (SEJ), Tontxu Rodríguez, ha inaugurado hoy en Formentera el segundo proyecto piloto de Oficina de Justicia en los municipios (OJM) que se implementa en toda España, tras el llevado a cabo en la provincia de Albacete, y el primero en un territorio caracterizado por la insularidad.

Tras recordar que “la Administración local es la más próxima y la más accesible para la ciudadanía", Rodríguez ha señalado que “también el servicio público de Justicia, que afecta a todos los ámbitos de la vida -personal, familiar o laboral-, necesita de una estructura cercana para atender con la mayor inmediatez las demandas ciudadanas".

Las OJM que diseña la Ley Orgánica de Eficiencia Organizativa, que se constituirán en todos los municipios donde no exista un Tribunal de Instancia, “responden a esa necesidad" y “son especialmente relevantes en aquellas localidades más pequeñas, con dificultades en las comunicaciones", ha añadido Rodríguez.

Facilidades

Con estas Oficinas “se posibilita una nueva organización de los medios al servicio de la Justicia de proximidad, y su plena adaptación a la realidad social y tecnológica", ha explicado el SEJ, quien ha asegurado que esto “resulta especialmente patente en territorios insulares como Formentera".

La nueva OJM permitirá a la ciudadanía de la isla asistir por videoconferencia a juicios a los que hayan sido citados; evitará que los policías locales que presten testimonio tengan que perder la jornada o depender de las condiciones meteorológicas para viajar a Eivissa; facilitará la concesión de apoderamiento apud acta; y posibilitará la obtención del reconocimiento del derecho de justicia gratuita o la validación de un título educativo extranjero, entre otros trámites.

Rodríguez ha destacado la “intensa colaboración" de la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia, de la secretaria de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Illes Balears, de los Juzgados de Eivissa, del personal del juzgado de paz de Formentera, también del Registro Civil, así como la de la Gerencia Territorial del Ministerio de Justicia y sus equipos para hacer posible este proyecto piloto.

Para ello, el juzgado de paz de Formentera ha sido dotado con el equipamiento tecnológico necesario y reforzado con personal, que colaborará durante el despliegue del proyecto, para que los residentes de la isla no necesiten desplazarse hasta las sedes judiciales de Eivissa o Palma para relacionarse con la Justicia, ha explicado el SEJ.

Inauguración el proyecto

El secretario de Estado, acompañado por la presidenta del Consell Insular de Formentera, Ana Juan Torres, y el director general de Relaciones Institucionales y Cooperación Local del Govern de les Illes Balears, Francesc Miralles, han presentado en la Sala de Plenos del Consell de Formentera todos los detalles del proyecto piloto de la OJM.

Previamente, se han realizado pruebas de algunos de los de trámites que podrán llevarse a cabo desde la Oficina de Justicia de Formentera. Así, se ha llevado a cabo una conexión por videoconferencia desde el juzgado de paz de Sant Francesc de Formentera con la ministra de Justicia, Pilar Llop, desde la sede de la Delegación de Gobierno en Illes Balears, en Mallorca, donde la ministra se encuentra de visita institucional.

Posteriormente se ha hecho una jura de nacionalidad a través de videoconferencia y se ha establecido una conexión con la Oficina de Atención a las Víctimas de Delitos Violentos y contra la Libertad Sexual.

También se ha enlazado en modo de prueba con una sala de vistas de Eivissa desde el puesto Guardia Civil. Se trata de un sistema, fruto del convenio entre los ministerios de Justicia e Interior, que permite que en el caso de que exista una denuncia, denunciante y denunciado no tengan por qué coincidir físicamente en la sala de vistas.

Finalmente, se ha llevado a cabo una demostración de puesto de trabajo deslocalizado (coworking), que ha permitido a una funcionaria de la Administración de Justicia del Juzgado de 1ª Instancia Número 5 de Eivissa trabajar desde Formentera.